sábado, 31 de enero de 2009

Pollo con miel


Combinar dulce y salado es asignatura pendiente en la cocina de mi tierra y también en la de casa. Afortunadamente el mundo está cada vez más relacionado, las influencias de otras cocinas se hacen más y más evidentes y cocinar hoy es un ejercicio de apertura, de mezcla, de fusión, que además es muy divertido. La cantidad de miel que he utilizado es más bien escasa por aquello de ir despacito y con buena letra en la incorporación de nuevos sabores. Le he puesto dos cucharadas pero supongo que el doble tampoco le iría mal.

Buena semana

18 comentarios:

delantal dijo...

Este plato debería llamarse :
"Muslitos de pollo a la tierra prometida de Josemari"
Porque era en la tierra prometida donde manaba leche y miel de los manantiales. Los frutos secos continúan con esa herencia cultural. Una gran fusión la de este plato, solo faltaba que el pollo fuera de granja de Guetaria (mi familia era de allá).
Me ha parecido un menú de lujo, para el restaurante virtual que vamos a montar.

El Cocinero Fiel dijo...

Lo pruebo seguro. Abzs

Elena dijo...

Qué rico! me encanta tu blog!
Besos desde El Antiguo

Anónimo dijo...

Me gustaria hacerte una pregunta, ya que la leche y la miel con los orejones y ciruelas, no se, no se,a que te sabian los muslitos de pollo con esa salsita, que sabor te sugiere al paladar, no se si me he explicado, es que en casa me pasa lo mismo, es decir lo del dulce con el salado, espero haberme explicado, un saludo angelamh. Espero si te apetece y puedes una respuesta, gracias.

Margarida dijo...

No me lo puedo "de creer", mi amigo josemari cocinando con punto dulce, ese pollo debe estar encantado con sus orejones, sus ciruelitas...¡está de lujo, está... está de lujoooooo!

Josemari dijo...

Delantal, jajaj...que bíblica te veo. Lo del restaurante, hecho. Con buenas sillas, para charlar y comer sin prisas.

Txaber,creo yo que a ti estas mezclas dulces y saladas te gustan. Seguro que lo puedes mejorar.

Elena, vecinos de barrio, qué bueno...quien será será...jaja

Angela, jajaj...te entiendo perfectamente. Hace unos años hasta yo mismo hubiera dudado. La primera vez que cociné esta receta la hice con conejo, en la Escuela de Cocina de San Sebastian. Ahora la he hecho con pollo y de las dos maneras está muy rica. A tu pregunta contestar que sabe a miel suave y que las ciruelas y los orejones le van muy bien. Me fío de Maite y ella, cuando lo comimos, me dijo que estaba rico. Un abrazo.

Marga, qué divertida se vuelve la cocina cuando empiezas a saltarte tus propias normas ehhh?? Yo solo quiero pasármelo tan bien como tú.

Marian dijo...

Una buena sugerencia esta receta, siempre viene bien ir introduciendo variantes en la cocina, me da que tiene que estar buenisimo.
Un saludo.

Begoña dijo...

Muy buenos estos muslitos. Es verdad que en nuestra tierra cuesta introducir novedades, pero todo es empezar....
Un saludo, Begoña

Pilar - Lechuza dijo...

Así me gusta, socio, más atrevimiento en la cocina. Yo ya llevo un tiempo experimentando la mezcla de sabores y me lo estoy pasando pipa!!( no te imaginas al Sr.D.,je,je)
un abrazo

LA PUCHERA dijo...

La miel , la leche y los orejones y ciruelas compaginan muy bien, yo personalmente me gusta mas con algo de carne de caza, pero solo es un gusto mio

Formidable la receta maestro, un saludo

Josemari dijo...

Marian, en la variedad está el gusto. Somos demasiado robóticos en las cosas del comer. Cada uno con lo suyo y lo mío lo mejor. Voy a seguir experimentando con sabores, colores, texturas y todo lo que se ponga por delante...jaja.

Begoña, aquí en nuestra tierra ya sabes como somos. Espera que ponga el bacalao vizcaína con manzana. Me van a desterrar...jajaj

Pilar, no queda claro si el Sr.D. está de acuerdo con las innovaciones o si está preparando un golpe en tu cocina para hacerse él con las riendas. Los caracoles son un indicio de lo que se te avecina...jajaja

Manuel, tengo pendiente un buen plato de caza, unos pichones de paloma por ejemplo. A ver si me animo. Si tengo dudas, te pregunto.

Su dijo...

Josemari, me siento totalmente identificada con tu post, con el ejercicio de apertura de nuevos sabores, yo era super reacia y ahora me doy cuenta de mi estrechura de mente y de paladar, lo estoy intentando corregir.
Fabuloso amigo, como siempre!!

Dolorss dijo...

La carne con la leche queda muy tierna y sabrosa . Pero con la miel eso es probarlo, seguro me gustará ese punto dulce.
Gracias.

El futuro bloguero dijo...

Vaya, casualmente yo también hice una receta de pollo con miel (en mi caso más mostaza)

Tomo nota de su propuesta.

Apetecible.

Saludos

Josemari dijo...

Susana, eso me pasa a mi con tu blog. Entro y descubro cosas en las que ni habia pensado. Y claro, se te abren los ojos.

Dolorss, a mi desde luego me gustó pero tampoco le puse mucha cantidad. Sabor a miel suave.

Futuro bloguero, ya he visto la tuya. Bien sabrosa con ese baño de mostaza.

inés dijo...

querido jose mari,hice el guiso de pollo con miel.salió exquisito.mis hijos de 21 y 10 años dieron su aprovación que con esas edades y los respectivos pavos de cada uno,pues es la mar de dificil,ya sabes......eramos muchos y cambié los muslos por el pollo a trozos.dios¡¡¡¡¡qué rico,nada dulce como podría pensarse.gracias.

Mi nombre "Natanael." dijo...

Hola jose mari, ya e visto a mi hermana haciendote comentarios ja ja.
tu plato esta muy bien,para espesar la salsa quizas te hubiese ahorrado es harina con solo cambiar la leche por nata,y para terminar de conjuntar los sabores de dulce y salado, un chorrito de vino dulce reducido cuando el pollo,pero eso son un poco de dibagaciones mias,tu plato maravilloso.saludos

Josemari dijo...

Inés, me alegra mucho que os haya gustado la receta. Tengo que hacer más recetas para jóvenes, pizza, pasta y mucha, mucha carne. A ver si me pongo las pilas.

Natanael, lo de la nata imposible. Si cocino con nata, Maite no me come...jajaj. Anoto sin embargo, lo del vinito dulce. Le tiene que ir fenomenal. Cuanto sabes Nata.

Related Posts with Thumbnails