jueves, 28 de abril de 2011

Tempura de pencas

















De vuelta de vacaciones, y para depurar los excesos cometidos, nada mejor que un plato de verduras, eso sí, con un punto de sofisticación. A las pencas hay que retirarles los hilos y cocerlas lo justo para que queden al dente. El secreto de la tempura es utilizar agua muy fría para hacer la masa y freír las pencas en aceite bien caliente. He utilizado harina de garbanzos que me parece especialmente fina pero se puede hacer perfectamente con harina de trigo normal. Como base, una salsa española enriquecida con vino blanco y caldo de carne.

Buena semana



Descargar la receta

8 comentarios:

Curra dijo...

Me encantan las pencas y así en tempuera y con esa salsita de rechupete.
Un besote

Carlos Dube dijo...

Es uno de esos platos por el que una persona que odie las verduras pasaría por el aro.

Además, has hecho un excelente emplatado con una salsa que seguramente estará para chuparse cada uno de los dedos.

Un saludo y bienvenido.

Josemari dijo...

Curra,con pencas se pueden hacer muy buenas recetas. Saludos :)

Carlos, se que no son populares pero me gusta cocinar con verduras. Oye....tu Sacher sensacional. Enhorabuena.

esperanza dijo...

Buenísimo con la salsa española. Tienen una pinta estupenda. Un saludo.

Asun Serna dijo...

Que plato tan estupendo!!! La salsa tiene que estar deliciosa, con tu permiso te copio la receta. Besos

delantal dijo...

Deliciosa receta, con muy buenos consejos técnicos para la fritura, bien pensado lo de la harina de garbanzos que es con la que se hace por aquí las tortillitas de camarones.
Magnífica¡

Josemari dijo...

Esperanza, muchas gracias

Asun, espero que te guste, y encantado con la copia :)

Delantal, verduritas para la dieta somalí, aunque pensándolo bien habrá que quitarle la tempura :))

Margarida dijo...

Creo que has hecho pocas, no veo mi parte y aunque no te lo creas estoy yendo dispuesta a reclamar y disfrutar lo que me pertenece ;)

Related Posts with Thumbnails