jueves, 29 de mayo de 2014

Gratinado de espárragos y jamón

El color dorado de la bechamel y el queso, cuando salen del horno, me resultan irresistibles. Unos canelones bien dorados o también un pollo tostadito en el horno me abren de inmediato el apetito.

Esta receta no esta lejos de los canelones, por el sabor del gratinado de bechamel y queso, pero es muchísimo más fácil de hacer puesto que no lleva ningún relleno, ni hay que cocer la pasta. El resultado final está muy rico. Os animo a hacerla.

Buena semana



Descargar la receta

3 comentarios:

ana wizner dijo...

Pues para cenar hoy me la tomaría yo.

Nerea Menajeando dijo...

Jo, menuda pinta!!!

Susana Menéndez (gastronofilia.blogspot.com) dijo...

Vaya receta sencilla... y tiene que estar buenísima. Aunque yo no soy objetiva, me pasa lo que a tí: lo que lleve un gratinado de bechamel y queso me tiene ganada desde el principio :)

Related Posts with Thumbnails