jueves, 11 de noviembre de 2010

Chipirones en su tinta

















La semana pasada estuve en la presentación del libro "Hecho a mano", un tratado sobre pan que es referencia en todo el mundo, escrito por Dan Lepard y recién traducido al castellano por Iban Yarza. Aquí tenéis una foto de ambos junto a Xabier de la Maza, el organizador del acto. Últimamente había seguido las apariciones de Iban en TED y en Robinfood y tras verle y escucharle, estaba más que decidido a lanzarme a la aventura del pan hecho en casa. La presentación organizada por The Glutton Club, cerca de mi casa, me permitió conocer personalmente a Lepard y a Yarza. Tanto me sugirió ese rato que pasé con ellos que este fin de semana comienza mi estreno en el mundo panadero. Os tendré al corriente.

La receta de hoy es un cásico de la gastronomía vasca. Es la segunda vez que cocino chipirones en su tinta. La primera los hice rellenos y en esta ocasión los he preparado troceados. Para los que siguen este blog desde fuera de España les resultará una receta dificil de asimilar por ese color negro que no es habitual en la cocina internacional. Sólo decir que son un manjar y que muchos de los viajeros que vienen a Euskadi quedan impresionados con este plato.

Buena semana



Descargar la receta

18 comentarios:

Arantza dijo...

¡Qué buenos, qué buenos, qué riquísimos! Un plato de categoría.
Haizea dice que parece que los txipirones tienen las orejas de Mickey.
Sólo como dato a añadir para quien no lo sepa y le pueda interesar: los txipirones tienen buena congelación, así que si son frescos y no congelados, se pueden volver a congelar y quedan muy buenos. Se puede hacer bastante cantidad y congelar el excedente.

Aquiles dijo...

Sólo recuerdo por ahí un par de platillos de aspecto similar en términos de su color. La morcilla y uno muy típico del sureste de México. En ambos casos, la recompensa a que se hace acreedora el paladar por el hecho de probarlos es más que generosa. Y conociéndote, seguro que estos chipirones serán, como dices, ¡un verdadero manjar! Saludos.

Anónimo dijo...

Ufff!!!
que buena pinta!! A ver si me atrevo un día a hacerlos...
y lo mismo cuando hagas el pan, que me da mucho respeto...
Enhorabuena por este enorme platazo.
Pablo

Josemari dijo...

Arantza, nunca tan buenos como los que tu cocinas, traídos por el aita. Eso no se puede superar :)

Aquiles, hay muy pocas recetas en el mundo que sean de color negro. Creo que solo los vascos estamos acostumbrados a esa salsa que es una de nuestras señas de identidad. Te aseguro que su sabor es muy rico pero hay que vencer el rechazo inicial que produce. Si alguna vez vienes por estas tierras, tendrás tu platillo de chipirones :))

Pablo muchas gracias. Ya os contaré mis peripecias con el pan.

Pilar - Lechuza dijo...

Socio, yo a eso le llamo "la madre de todos los chipirones". Aquí los chipirones son los pequeñitos, de ese tamaño pasan a ser llamados calamares. Bueno,sean del tamaño que sean, así en tinta están riquísimos. En casa solo los como yo, aquí son muy tiquismiquis...
un biquiño

delantal dijo...

Hoy has puesto en el blog a todos mis favoritos, los calamares, y el pan, qué bueno todo junto, los panaderos y este guiso riquísimo que me vuelve loca.

Margarida dijo...

¿Sabes que ya tengo ese libro en casa? y que estoy disfrutando con su lectura, aunque el disfrute habría sido completo de poder asistir a esa presentación.

Me voy a ver en negro ;)

Margarida dijo...

Está listo y divino.

¡Como me gusta el negro AZABACHE!

;)

Anónimo dijo...

Buenos y ricos, una maravilla, un abrazo, angelamh.

Conde de la Maza dijo...

Amigo,

Muchas gracias por tan insigne referencia. Ante todo me alegro de que te sintieras a gusto y que te haya llevado a hacer tu propio pan.

A ver si en breve tenemos la posibilidad de coincidir.

Los txipis en su tinta una pinta de aúpa. La amatxo ha hecho txipis...y me he zampado dos platazos para cenar, jajaja.

Un abrazo,

El Conde

Josemari dijo...

Pilar, Aquí usamos el término chipirón para grandes, pequeños y medianos. Para los jóvenes es un plato difícil, socia. Como dice Arantza, los congelas y te los vas comiendo.

Luz, siempre que hago chipirones me acuerdo de tu abuela :)

Marga, lo que no harás tu con ese libro. Estamos esperando :)

Angela, muchas gracias

El conde,felicitaciones por la presentación que estuvo muy bien y me motivó mucho. Que os vaya bien en Bilbao (público difícil para giputxis) y espero que nos veamos pronto en alguna de las que organizáis. Saludos.

Antuan dijo...

Hola José Mri,este plato es estupendo,quizar al que no loconozca le resulte complicado,pero es muy bueno.en vez de negro se pone uno morado.

Saludos
Antuán

Anónimo dijo...

Me gustan un montón.
María

YoSusan dijo...

Que buenos se ven, que ganas de saborearlos. Un gran plato sin lugar a dudas.

Saludos

Josemari dijo...

Antuan, me alegra verte por aquí. Saludos

María, pues ya somos dos :)

YoSusan, pase usted y sírvase. La charla está asegurada :)

PEDROHUELVA dijo...

un poquitin de arroz cocido, mezclado con esa salsa, esta para morir en el intento de la vida .

riquisima tu receta, gracias.

En nuestra playa de Punta Umbria, Huelva. Hay precisamente un cocinero famoso, Diego, por esta receta tan marinera.

vicheando he llegado ha este lugar tan culto y sabroso y aqui me quedo por Rider, si me lo permites.

Josemari dijo...

PedroEsto es un chiringuito así que pilla sombra y vas mirando la carta mientras traigo una cervecita bien fría :))

Saludos

Susana Menéndez dijo...

Qué delicia de receta y, sobre todo, qué bien explicada. Vengo del blog "Con delantal" y me encanta lo que veo en tu cocina, me quedo por aquí :)

Related Posts with Thumbnails